Botello: “Con el tiempo podrían venir a competir 1.500 personas”
   imprimir  enviar a un amigo   disminuir tamaño de letra aumentar tamaño de letra  

por AET
Con la presión de correr la I Media Maratón que se va a disputar en Melilla el próximo domingo, el deportista paralímpico, Rafael Botello Jiménez, se presentó en la ciudad autónoma con el objetivo de divertirse y de ser el embajador de esta carrera.
Pero la mayor ilusión de este deportista es poder competir en la ciudad en la que nació su padre. Un motivo por el que se siente ilusionado y con cierta responsabilidad de intentar llevar a Melilla a todo el mundo a través de sus perfiles en las redes sociales.
Y es que, más que tener presión por la carrera la tiene por correr en la ciudad natal de su padre. Motivo por el que además de disfrutar de la carrera, quiere compartir con toda su familia.
Para Botello el recorrido de esta I Media Maratón es bastante asequible para cualquier corredor que se presente. “No creo que sea una carrera dura pese a las cuatro vueltas que hay que dar porque todo es en llano”.
El único pero que pone el corredor paralímpico es una zona de adoquines en el paseo marítimo, “algo que hace que la silla esté todo el rato temblando”.
Pero además, las condiciones de la carrera pueden propiciar que en próximas ediciones acudan a la ciudad autónoma hasta 1.500 corredores, ya que esta puede llegar a convertirse en una prueba deportiva que sirva de escaparate a los corredores de provincias cercanas como Andalucía.
Ya en la tarde de ayer ofreció una charla en el Palacio de Exposiciones y Congresos sobre la superación de un deportista paralímpico. Explicó en qué consiste su deporte, su vida y habló sobre su historial de participaciones en grandes pruebas como los Juegos Olímpicos de Londres.
Pero lo que dejó claro es que una persona con discapacidad tiene que tener la motivación de que no tiene límites y que es capaz de hacer lo que se proponga.
Será el próximo domingo cuando se celebren la Media Maratón y la Carrera Popular cuyo pistoletazo de salida se dará en el Palacio de la Asamblea.
Es el mismo recorrido -pero el de la Media Maratón se realiza en bucle- y es un terreno llano, consiguiéndose además que la mayor parte del trayecto sea en asfalto, lo que evitará lesiones a los corredores y les facilitará el camino hacia la meta.
El consejero de Deportes, Miguel Marín ya comentó, en la presentación de la prueba, que se decidió incorporar la Carrera Popular para incentivar en este deporte a aquellos corredores aficionados que no se atrevieran con la distancia de la Media Maratón -21 kilómetros- de tal modo que 5 kilómetros es una distancia accesible para aquellos corredores aficionados que se suelen ver a la ciudad.
La edad también ha variado, ya que en la Carrera Popular la edad de los participantes baja hasta los 16 años, mientras que en la Media Maratón debían tener la mayoría de edad para poder participar.
Por su parte, José Payá destacó que está muy satisfecho con esta prueba deportiva y con la recuperación de la misma, sobre todo la de la Media Maratón.
El recorrido comienza en la plaza de España -concretamente en el Palacio de la Asamblea- y se dirigirá hasta el dique sur.
En este sentido, tanto Payá como Marín quisieron agradecer el trabajo que se ha realizado desde Seguridad Ciudadana por intentar que el mayor trayecto posible se hiciese por el asfalto, con los cortes de tráfico y las modificaciones que para esa jornada sean necesarios.
Payá quiso añadir que la tarde-noche del sábado estará dedicada a la entrega de las acreditaciones y de los dorsales para los corredores en el Hotel Tryp Melilla Puerto.
Tras este éxito, y teniendo en cuenta la ausencia de premio en metálico, el presidente de la Federación Melillense de Triatlón destacó que ya se está trabajando para la continuación de una II Media Maratón que repita y supere el éxito de la primera edición.

  imprimir imprimir  mostrar en pdf mostrar en pdf  enviar a un amigo enviar a un amigo
favoritos  del.icio.us  digg it!  meneame